Nuestra página utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario y le recomendamos aceptar su uso para aprovechar plenamente la navegación

Un equipo de 200 sacerdotes comenta el Evangelio del día

Última newsletter: Inauguramos la edición en chino
Ver otros días:

Día litúrgico: Sábado V de Pascua

Texto del Evangelio (Jn 15,18-21): «Si a mí me han perseguido, también os perseguirán a vosotros». En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: «Si el mundo os odia, sabed que a mí me ha odiado antes que a vosotros. Si fuerais del mundo, el mundo amaría lo suyo; pero, como no sois del mundo, porque yo al elegiros os he sacado del mundo, por eso os odia el mundo. Acordaos de la palabra que os he dicho: El siervo no es más que su señor. Si a mí me han perseguido, también os perseguirán a vosotros; si han guardado mi Palabra, también la vuestra guardarán. Pero todo esto os lo harán por causa de mi nombre, porque no conocen al que me ha enviado».

Ilustración: Pau Morales

Hoy, Jesucristo nos previene acerca de las dificultades por seguirle. Él nos pide un amor de caridad, es decir, el mismo amor con que Dios nos ama: respeto total a todas las personas, sean de donde sean, sin excluir a nadie. Ante las exigencias de ese “nuevo amor”, Jesús sufrió la oposición de muchos que no le comprendieron.

—¿Existe el “amor comodón”? Quienes llevan una vida de “tranquilidad”, sin compromisos, haciendo sólo lo que les apetece, no pueden soportar el amor auténtico, exigente. Quizá, a veces, tendrás que sufrir la burla de los “comodones”.