Nuestra página utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario y le recomendamos aceptar su uso para aprovechar plenamente la navegación

Un equipo de 200 sacerdotes comenta el Evangelio del día

Ver otros días:

Día litúrgico: Jueves XIV del tiempo ordinario

Texto del Evangelio (Mt 10,7-15): Jesús dijo a sus Apóstoles: «Id proclamando que el Reino de los Cielos está cerca». En aquel tiempo, Jesús dijo a sus Apóstoles: «Id proclamando que el Reino de los Cielos está cerca. Curad enfermos, resucitad muertos, purificad leprosos, expulsad demonios. Gratis lo recibisteis; dadlo gratis. No os procuréis oro, ni plata, ni calderilla en vuestras fajas; ni alforja para el camino, ni dos túnicas, ni sandalias, ni bastón; porque el obrero merece su sustento. En la ciudad o pueblo en que entréis, informaos de quién hay en él digno, y quedaos allí hasta que salgáis. Al entrar en la casa, saludadla. Si la casa es digna, llegue a ella vuestra paz; mas si no es digna, vuestra paz se vuelva a vosotros. Y si no se os recibe ni se escuchan vuestras palabras, salid de la casa o de la ciudad aquella sacudiendo el polvo de vuestros pies. Yo os aseguro: el día del Juicio habrá menos rigor para la tierra de Sodoma y Gomorra que para aquella ciudad».

Ilustración: Sr. Josep Lluís Martínez i Picañol (Picanyol)

Hoy profundizamos en la “misión de apóstol”. ¿Qué hay que hacer? «Curad enfermos, resucitad muertos, purificad leprosos, expulsad demonios». Eso parece difícil e, incluso, “pasado de moda”. ¡En absoluto! Jesús habla para todos y para todos los tiempos.

—Leamos las palabras de Cristo en clave moral. «Curad»: animemos y dialoguemos con quienes sufren moralmente; «Resucitad»: guiemos, acompañemos hacia la Gracia de Dios (Sacramentos); «Purificad»: irradiemos buen ambiente, elevemos la temperatura; «Expulsad demonios»: demos ejemplo y dialoguemos mostrando los caminos de la verdad y del bien, y, así, liberarnos de ataduras diabólicas (a veces, “demasiado de moda”).