Nuestra página utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario y le recomendamos aceptar su uso para aprovechar plenamente la navegación

Un equipo de 200 sacerdotes comenta el Evangelio del día

Ver otros días:

Día litúrgico: El Bautismo del Señor (B)

Texto del Evangelio (Mc 1,7-11): Sucedió que por aquellos días vino Jesús desde Nazaret de Galilea, y fue bautizado por Juan en el Jordán. En cuanto salió del agua (...) se oyó una voz que venía de los cielos: «Tú eres mi Hijo amado, en ti me complazco». En aquel tiempo, predicaba Juan diciendo: «Detrás de mí viene el que es más fuerte que yo; y no soy digno de desatarle, inclinándome, la correa de sus sandalias. Yo os he bautizado con agua, pero Él os bautizará con Espíritu Santo». Y sucedió que por aquellos días vino Jesús desde Nazaret de Galilea, y fue bautizado por Juan en el Jordán. En cuanto salió del agua vio que los cielos se rasgaban y que el Espíritu, en forma de paloma, bajaba a Él. Y se oyó una voz que venía de los cielos: «Tú eres mi Hijo amado, en ti me complazco».

Ilustración: Francesc Badia

Hoy asistimos a una escena solemnísima: ¡Jesús recibe el Bautismo! Con este gesto, Él instituía el Bautismo cristiano y destacaba la importancia de este sacramento de la Nueva Alianza.

—Para resucitar con Cristo hemos de vivir su Pasión. Dios nos lo pone fácil: con el Bautismo participamos en la Pasión de Jesús “sin despeinarnos”. ¿Qué más quieres?