Nuestra página utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario y le recomendamos aceptar su uso para aprovechar plenamente la navegación

Un equipo de 200 sacerdotes comenta el Evangelio del día

Ver otros días:

Día litúrgico: Sábado de la octava de Pascua

Texto del Evangelio (Mc 16,9-15): Jesús resucitó en la madrugada, el primer día de la semana, y se apareció primero a María Magdalena. Jesús resucitó en la madrugada, el primer día de la semana, y se apareció primero a María Magdalena, de la que había echado siete demonios. Ella fue a comunicar la noticia a los que habían vivido con Él, que estaban tristes y llorosos. Ellos, al oír que vivía y que había sido visto por ella, no creyeron. Después de esto, se apareció, bajo otra figura, a dos de ellos cuando iban de camino a una aldea. Ellos volvieron a comunicárselo a los demás; pero tampoco creyeron a éstos. Por último, estando a la mesa los once discípulos, se les apareció y les echó en cara su incredulidad y su dureza de corazón, por no haber creído a quienes le habían visto resucitado. Y les dijo: «Id por todo el mundo y proclamad la Buena Nueva a toda la creación».

Ilustración: Pili Piñero

Hoy leemos un resumen del Domingo de Resurrección. La primera persona que vio a Jesús vivo fue María Magdalena. Ella lo dijo a los Apóstoles, pero no la creyeron… Al final del día, Jesucristo resucitado se apareció a los Apóstoles: después de desearles la paz, les corrigió por su falta de confianza.

—La Magdalena fue al amanecer al sepulcro para cuidar el cuerpo del Señor… ¡y se lo encontró resucitado! “A quien madruga, Dios le ayuda”.