Nuestra página utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario y le recomendamos aceptar su uso para aprovechar plenamente la navegación

Un equipo de 200 sacerdotes comenta el Evangelio del día

Ver otros días:

Día litúrgico: Martes II de Adviento

Texto del Evangelio (Mt 18,12-14): Si un hombre tiene cien ovejas y se le descarría una de ellas, ¿no dejará en los montes las noventa y nueve, para ir en busca de la descarriada? En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: «¿Qué os parece? Si un hombre tiene cien ovejas y se le descarría una de ellas, ¿no dejará en los montes las noventa y nueve, para ir en busca de la descarriada? Y si llega a encontrarla, os digo de verdad que tiene más alegría por ella que por las noventa y nueve no descarriadas. De la misma manera, no es voluntad de vuestro Padre celestial que se pierda uno solo de estos pequeños».

Ilustración: P. Lluís Raventós Artés

Hoy Jesús nos explica cómo actúa su Padre Dios: nos ama a cada uno, personalmente. Todos los hombres y mujeres somos igualmente importantes ante Él. ¡Somos sus hijos! Y «no es voluntad de vuestro Padre celestial que se pierda uno solo de estos pequeños». Aunque yo fuera el único pecador de la humanidad, Dios igualmente vendría a este mundo para salvarme.

—Navidad: “Dios pequeño”. ¡Hazte pequeño!: reconoce que necesitas su ayuda.