Nuestra página utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario y le recomendamos aceptar su uso para aprovechar plenamente la navegación

Un equipo de 200 sacerdotes comenta el Evangelio del día

Ver otros días:

Día litúrgico: Jueves II de Pascua

Texto del Evangelio (Jn 3,31-36): El que cree en el Hijo tiene vida eterna. El que viene de arriba está por encima de todos: el que es de la tierra, es de la tierra y habla de la tierra. El que viene del cielo, da testimonio de lo que ha visto y oído, y su testimonio nadie lo acepta. El que acepta su testimonio certifica que Dios es veraz. Porque aquel a quien Dios ha enviado habla las palabras de Dios, porque da el Espíritu sin medida. El Padre ama al Hijo y ha puesto todo en su mano. El que cree en el Hijo tiene vida eterna; el que rehúsa creer en el Hijo, no verá la vida, sino que la cólera de Dios permanece sobre él.

Ilustración: Pili Piñero

Hoy Jesús —Dios Hijo— nos dice otra vez que Él viene del cielo. Puesto que ha vivido en el cielo, el Hijo puede hablarnos de la Casa eterna, y también de su Familia: el Padre y el Espíritu Santo.

—Nosotros todavía no hemos estado en el cielo: por esto debemos confiar en las palabras del Señor. Siguiéndole a Él empezamos ya a saborear el cielo donde nos espera el Padre.