Nuestra página utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario y le recomendamos aceptar su uso para aprovechar plenamente la navegación

Un equipo de 200 sacerdotes comenta el Evangelio del día

Ver otros días:

Día litúrgico: Jueves V de Pascua

Texto del Evangelio (Jn 15,9-11): «Como el Padre me amó, yo también os he amado a vosotros; permaneced en mi amor». En aquel tiempo, Jesús habló así a sus discípulos: «Como el Padre me amó, yo también os he amado a vosotros; permaneced en mi amor. Si guardáis mis mandamientos, permaneceréis en mi amor, como yo he guardado los mandamientos de mi Padre, y permanezco en su amor. Os he dicho esto, para que mi gozo esté en vosotros, y vuestro gozo sea colmado».

Ilustración: Francesc Badia

Hoy vemos el inmenso amor que Jesús nos tiene: Él nos ama tanto como el Padre ama a su Hijo eterno. ¡Es un amor infinito! Con razón Jesucristo nos pide que permanezcamos dentro de su amor: es lo mejor de la vida del hombre. Y esto puede ser costoso a veces, pero el camino es claro: los pasos de Jesús.

—Mis padres, mis hermanos me quieren mucho, mucho. Pero el Amor de Dios es Amor con mayúscula. Él nos ha dado la vida y, a la vez, ha dado su Vida por nosotros.