Nuestra página utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario y le recomendamos aceptar su uso para aprovechar plenamente la navegación

Un equipo de 200 sacerdotes comenta el Evangelio del día

Ver otros días:

Día litúrgico: Jueves VI de Pascua

Texto del Evangelio (Jn 16,16-20): «Dentro de poco ya no me veréis, y dentro de otro poco me volveréis a ver». En aquel tiempo, Jesús habló así a sus discípulos: «Dentro de poco ya no me veréis, y dentro de otro poco me volveréis a ver». Entonces algunos de sus discípulos comentaron entre sí: «¿Qué es eso que nos dice: ‘Dentro de poco ya no me veréis y dentro de otro poco me volveréis a ver’ y ‘Me voy al Padre’?». Y decían: «¿Qué es ese ‘poco’? No sabemos lo que quiere decir». Se dio cuenta Jesús de que querían preguntarle y les dijo: «¿Andáis preguntándoos acerca de lo que he dicho: ‘Dentro de poco no me veréis y dentro de otro poco me volveréis a ver?’. En verdad, en verdad os digo que lloraréis y os lamentaréis, y el mundo se alegrará. Estaréis tristes, pero vuestra tristeza se convertirá en gozo».

Ilustración: Pili Piñero

Hoy nos sorprenden estas palabras de Jesús. El Señor se refiere a que, cuando suba al cielo, no nos abandonará. Dios permanecerá junto a nosotros, incluso más cerca que nunca: porque Él y el Padre enviarán al Espíritu Santo a nuestros corazones, porque Cristo se hará presente en la Eucaristía cuando los Apóstoles empiecen a celebrar la misa…

—No vemos a Jesús como le vieron los Apóstoles, pero lo “tocamos” más que nunca. Por esto Jesús dijo: «Vuestra tristeza se convertirá en gozo».