Nuestra página utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario y le recomendamos aceptar su uso para aprovechar plenamente la navegación

Un equipo de 200 sacerdotes comenta el Evangelio del día

Última newsletter: Inauguramos la edición en chino
Ver otros días:

Día litúrgico: Lunes II de Cuaresma

Texto del Evangelio (Lc 6,36-38): Jesús dijo a sus discípulos: «Sed compasivos, como vuestro Padre es compasivo. No juzguéis y no seréis juzgados, no condenéis y no seréis condenados; perdonad y seréis perdonados». En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: «Sed compasivos, como vuestro Padre es compasivo. No juzguéis y no seréis juzgados, no condenéis y no seréis condenados; perdonad y seréis perdonados. Dad y se os dará; una medida buena, apretada, remecida, rebosante pondrán en el halda de vuestros vestidos. Porque con la medida con que midáis se os medirá».

Ilustración: Francesc Badia

Hoy, ¡no lo olvidemos!, Jesucristo sigue subiendo hacia Jerusalén, donde entregará su vida por nuestra salvación. Y, de nuevo, nos repite una idea muy importante: «Sed compasivos», sed misericordiosos, sed pacientes… Porque Dios es así, porque el Amor es así. No existen amores vengativos, amores criticones, amores intemperantes…

—Dios es así y la vida es así: «Porque con la medida con que midáis se os medirá». ¡Quien no perdona tampoco se deja perdonar!