Nuestra página utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario y le recomendamos aceptar su uso para aprovechar plenamente la navegación

El Evangelio de hoy
para la familia

Evangelio de hoy + imagen + catequesis

Domingo XIII (A) del tiempo ordinario

Descargar
Texto del Evangelio (Mt 10,37-42): Jesús dijo a sus apóstoles: «(…) El que pierda su vida por mí, la encontrará». En aquel tiempo, dijo Jesús a sus Apóstoles: «El que ama a su padre o a su madre más que a mí, no es digno de mí; el que ama a su hijo o a su hija más que a mí, no es digno de mí. El que no toma su cruz y me sigue detrás no es digno de mí. El que encuentre su vida, la perderá; y el que pierda su vida por mí, la encontrará.

»Quien a vosotros recibe, a mí me recibe, y quien me recibe a mí, recibe a Aquel que me ha enviado. Quien reciba a un profeta por ser profeta, recompensa de profeta recibirá, y quien reciba a un justo por ser justo, recompensa de justo recibirá. Y todo aquel que dé de beber tan sólo un vaso de agua fresca a uno de estos pequeños, por ser discípulo, os aseguro que no perderá su recompensa».

Ilustración: Francesc Badia

Hoy escuchamos varias enseñanzas de Jesús que suenan “duras”. Pero en realidad todo es sencillo: “amar a Dios sobre todas las cosas”. Es decir, amar todo lo que hay en mi vida con el mismo corazón de Jesús. No hay incompatibilidad entre amar a Dios y amar a mis padres, a mis hermanos, a mi propia vida… Porque Dios mismo ama a mis padres, a mis hermanos, a mi vida… Si estoy en Dios, en Dios lo amaré todo.

—Dicen que “el dolor es la piedra de toque del amor”. Por esto Jesús nos aconseja tomar la cruz. ¿Has pensado alguna vez cuánto se han sacrificado tus padres por ti?

La nueva web de evangeli.net ya está disponible. Esperamos que la distribución de los contenidos y las nuevas funcionalidades faciliten la lectura y meditación del Evangelio y su comentario.