Nuestra página utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario y le recomendamos aceptar su uso para aprovechar plenamente la navegación

Un equipo de 200 sacerdotes comenta el Evangelio del día

Última newsletter: Inauguramos la edición en chino
Ver otros días:

Día litúrgico: Jueves XV del tiempo ordinario

Texto del Evangelio (Mt 11,28-30): Jesús dijo: «Venid a mí todos los que estáis fatigados y sobrecargados, y yo os daré descanso». En aquel tiempo, Jesús dijo: «Venid a mí todos los que estáis fatigados y sobrecargados, y yo os daré descanso. Tomad sobre vosotros mi yugo, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas. Porque mi yugo es suave y mi carga ligera».

Ilustración: Francesc Badia

Hoy día, en nuestros tiempos modernos, vemos a tantas almas que “huyen” de Dios. Les parece un “palo” (algo fatigoso) obedecer a Dios. Y, sin embargo, es al revés: Dios nos invita a descansar en Él. En realidad lo que cansa es hacer de “dios”, pretendiendo ocupar su puesto. Ésta es la causa de tanta guerra y miseria. Nos pensamos que podemos construir un mundo sin Dios, pero lo único que conseguimos es construir un mundo contra el hombre.

—Fíjate por ahí: mientras los paganos “ríen” (pura carcajada) los cristianos “sonríen” (son felices), incluso estando en la Cruz.