Nuestra página utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario y le recomendamos aceptar su uso para aprovechar plenamente la navegación

Un equipo de 200 sacerdotes comenta el Evangelio del día

Ver otros días:

Día litúrgico: Miércoles XXV del tiempo ordinario

Texto del Evangelio (Lc 9,1-6): Convocando Jesús a los Doce, les dio autoridad y poder sobre todos los demonios, y para curar enfermedades; y los envió a proclamar el Reino de Dios y a curar. Y les dijo: «No toméis nada para el camino (...)». En aquel tiempo, convocando Jesús a los Doce, les dio autoridad y poder sobre todos los demonios, y para curar enfermedades; y los envió a proclamar el Reino de Dios y a curar. Y les dijo: «No toméis nada para el camino, ni bastón, ni alforja, ni pan, ni plata; ni tengáis dos túnicas cada uno. Cuando entréis en una casa, quedaos en ella hasta que os marchéis de allí. En cuanto a los que no os reciban, saliendo de aquella ciudad, sacudid el polvo de vuestros pies en testimonio contra ellos». Saliendo, pues, recorrían los pueblos, anunciando la Buena Nueva y curando por todas partes.

Ilustración: Pili Piñero

Hoy Jesucristo envía a los Apóstoles a predicar. “Hoy” significa hace 2.000 años y también “nuestros días”: cada cristiano —cada bautizado— tiene el honor de ser otro Cristo, es decir, otro apóstol. Y las consignas para la misión son las mismas: hemos de apoyarnos sobre todo en la fuerza de Jesucristo.

—¿Y el bastón, las alforjas, el pan, la plata, las túnicas? Pero, ¿de qué vas? ¿Turista? ¿Apóstol? ¡A más trastos, menos velocidad!