Nuestra página utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario y le recomendamos aceptar su uso para aprovechar plenamente la navegación

Un equipo de 200 sacerdotes comenta el Evangelio del día

Ver otros días:

Día litúrgico: Viernes XXX del tiempo ordinario

Texto del Evangelio (Lc 14,1-6): Un sábado, Jesús fue a casa de uno de los jefes de los fariseos para comer, ellos le estaban observando. Había allí, delante de Él, un hombre hidrópico. Entonces preguntó Jesús a los legistas y a los fariseos: «¿Es lícito curar en sábado, o no?». Un sábado, Jesús fue a casa de uno de los jefes de los fariseos para comer, ellos le estaban observando. Había allí, delante de Él, un hombre hidrópico. Entonces preguntó Jesús a los legistas y a los fariseos: «¿Es lícito curar en sábado, o no?». Pero ellos se callaron. Entonces le tomó, le curó, y le despidió. Y a ellos les dijo: «¿A quién de vosotros se le cae un hijo o un buey a un pozo en día de sábado y no lo saca al momento?». Y no pudieron replicar a esto.

Ilustración: Francesc Badia

Hoy vuelve la polémica absurda. Estamos en sábado: ¡expectación! ¿Qué hará Jesús? De momento, Él lanza una pregunta… Es como si dijera: ¿es lícito amar en sábado, o no?; ¿es lícito ayudar a los demás en sábado, o no?...

—Algunos que se las daban de “muy religiosos” tenían dudas: «se callaron». ¿Tú qué dices? ¡La respuesta está clara!, pero hay que ser consecuentes: en domingo, menos “fiestecilla” y más Dios, más familia, más ayudar, más…