Nuestra página utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario y le recomendamos aceptar su uso para aprovechar plenamente la navegación

Un equipo de 200 sacerdotes comenta el Evangelio del día

Ver otros días:

Día litúrgico: Martes III del tiempo ordinario

Texto del Evangelio (Mc 3,31-35): Jesús les responde: «¿Quién es mi madre y mis hermanos?». Y mirando en torno a los que estaban sentados en corro, a su alrededor, dice: «Éstos son mi madre y mis hermanos. Quien cumpla la voluntad de Dios, ése es mi hermano, mi hermana y mi madre». En aquel tiempo, llegan la madre y los hermanos de Jesús, y quedándose fuera, le envían a llamar. Estaba mucha gente sentada a su alrededor. Le dicen: «¡Oye!, tu madre, tus hermanos y tus hermanas están fuera y te buscan». Él les responde: «¿Quién es mi madre y mis hermanos?». Y mirando en torno a los que estaban sentados en corro, a su alrededor, dice: «Éstos son mi madre y mis hermanos. Quien cumpla la voluntad de Dios, ése es mi hermano, mi hermana y mi madre».

Ilustración: Sr. Josep Lluís Martínez i Picañol (Picanyol)

Hoy, la familia de Jesús va a visitarle. Le encuentran rodeado de gente: sus apóstoles, discípulos y amigos. Están tan apretados que la pobre Virgen María no puede entrar. Le avisan…

—La respuesta del Señor nos llena de alegría: si amo la voluntad del Padre, entonces Jesús me quiere como un hermano. ¡Incluso más: como su propia Madre! Dios mío, ¡cuánto que me amas!