Nuestra página utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario y le recomendamos aceptar su uso para aprovechar plenamente la navegación

Un equipo de 200 sacerdotes comenta el Evangelio del día

Ver otros días:

Día litúrgico: 1 de Enero: Santa María, Madre de Dios (Día octavo de la octava de Navidad)

Texto del Evangelio (Lc 2,16-21): En aquel tiempo, los pastores fueron a toda prisa, y encontraron a María y a José, y al Niño acostado en el pesebre. En aquel tiempo, los pastores fueron a toda prisa, y encontraron a María y a José, y al Niño acostado en el pesebre. Al verlo, dieron a conocer lo que les habían dicho acerca de aquel Niño; y todos los que lo oyeron se maravillaban de lo que los pastores les decían. María, por su parte, guardaba todas estas cosas, y las meditaba en su corazón. Los pastores se volvieron glorificando y alabando a Dios por todo lo que habían oído y visto, conforme a lo que se les había dicho. Cuando se cumplieron los ocho días para circuncidarle, se le dio el nombre de Jesús, el que le dio el ángel antes de ser concebido en el seno.

Ilustración: Pili Piñero

Hoy acompañamos a los pastores. Un ángel, de noche, mientras trabajaban, les dio una gran noticia: ¡en Belén ha nacido el Salvador! Pero, ¿cómo encontralo? El ángel les informó: «Un niño envuelto en pañales y reclinado en un pesebre». ¡Qué sorpresa!: es Dios Salvador y está en un establo. Pero ellos creyeron y fueron…

—Socialmente los pastores no eran gente importante. Pero María les escucha con cariño… Ellos regresaron muy contentos. Jesús, María y José siempre nos reciben.