Nuestra página utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario y le recomendamos aceptar su uso para aprovechar plenamente la navegación

Un equipo de 200 sacerdotes comenta el Evangelio del día

Ver otros días:

Día litúrgico: 14 de Mayo: San Matías, apóstol

Texto del Evangelio (Jn 15,9-17): Jesús dijo a sus discípulos: «No me habéis elegido vosotros a mí, sino que yo os he elegido a vosotros». En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: «Como el Padre me amó, yo también os he amado a vosotros; permaneced en mi amor. Si guardáis mis mandamientos, permaneceréis en mi amor, como yo he guardado los mandamientos de mi Padre, y permanezco en su amor.

»Os he dicho esto, para que mi gozo esté en vosotros, y vuestro gozo sea colmado. Este es el mandamiento mío: que os améis los unos a los otros como yo os he amado. Nadie tiene mayor amor que el que da su vida por sus amigos. Vosotros sois mis amigos, si hacéis lo que yo os mando. No os llamo ya siervos, porque el siervo no sabe lo que hace su amo; a vosotros os he llamado amigos, porque todo lo que he oído a mi Padre os lo he dado a conocer.

»No me habéis elegido vosotros a mí, sino que yo os he elegido a vosotros, y os he destinado para que vayáis y deis fruto, y que vuestro fruto permanezca; de modo que todo lo que pidáis al Padre en mi nombre os lo conceda. Lo que os mando es que os améis los unos a los otros».

Ilustración: Pili Piñero

Hoy celebramos a un Apóstol “especial”. Fue el substituto de Judas Iscariote, el que había traicionado a Jesús. El Señor quiso perdonar a Judas y mantenerlo en el grupo de Apóstoles…, pero Judas no se dejó. Entonces hubo que elegir a otro cuando Jesucristo ya había ascendido al Cielo… ¿Cómo saber a quién elegía Dios? Lo narran los “Hechos de los Apóstoles”: seleccionaron dos candidatos, rezaron por ellos y lo echaron a suertes. Y la “suerte” —Dios— indicó a Matías.

—¡Curioso método! ¡Ojalá lo empleáramos nosotros para nuestros asuntos!: pensar, rezar y dejarlo en las manos de Dios.