Nuestra página utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario y le recomendamos aceptar su uso para aprovechar plenamente la navegación

Un equipo de 200 sacerdotes comenta el Evangelio del día

Ver otros días:

Día litúrgico: 29 de Julio: Santa Marta

Texto del Evangelio (Lc 10,38-42): Le respondió el Señor: «Marta, Marta, te preocupas y te agitas por muchas cosas; y hay necesidad de pocas, o mejor, de una sola». En aquel tiempo, Jesús entró en un pueblo; y una mujer, llamada Marta, le recibió en su casa. Tenía ella una hermana llamada María, que, sentada a los pies del Señor, escuchaba su Palabra, mientras Marta estaba atareada en muchos quehaceres. Acercándose, pues, dijo: «Señor, ¿no te importa que mi hermana me deje sola en el trabajo? Dile, pues, que me ayude». Le respondió el Señor: «Marta, Marta, te preocupas y te agitas por muchas cosas; y hay necesidad de pocas, o mejor, de una sola. María ha elegido la parte buena, que no le será quitada».

Ilustración: Pili Piñero

Hoy vemos a Marta —santa Marta— corriendo. ¡Y cada vez corremos más! Corremos tanto, tanto, que ya no sabemos hacia dónde corremos. El exceso de velocidad siempre ha sido peligroso (choques, agotamientos, depresiones, desilusiones…). ¡Calma, un poco de calma!

—«Hay necesidad de pocas, o mejor, de una sola»: la oración. «María ha elegido la parte buena»: Jesús. Y lo mejor de todo: «No le será quitada».