Nuestra página utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario y le recomendamos aceptar su uso para aprovechar plenamente la navegación

Un equipo de 200 sacerdotes comenta el Evangelio del día

Ver otros días:

Día litúrgico: Domingo II (B) de Cuaresma

Texto del Evangelio (Mc 9,2-10): En aquel tiempo, Jesús tomó consigo a Pedro, Santiago y Juan, y los llevó, a ellos solos, aparte, a un monte alto. Y se transfiguró delante de ellos (…). Se les aparecieron Elías y Moisés, y conversaban con Jesús (…). Y cuando bajaban del monte les ordenó que a nadie contasen lo que habían visto hasta que el Hijo del hombre resucitara de entre los muertos.

La Transfiguración y el misterio de la Cruz

REDACCIÓN evangeli.net (elaborado a partir de textos de Benedicto XVI)
(Città del Vaticano, Vaticano)

Hoy consideramos el misterio de la Transfiguración en su directa relación con la Cruz. En la escena aparecen Moisés y Elías —la Ley y los Profetas— hablando con Jesús y de Jesús. Sólo Lucas nos cuenta su tema de conversación: la Cruz, como el éxodo de Jesucristo que debía cumplirse en Jerusalén.

La Cruz de Jesús es un salir de esta vida, un atravesar el "mar Rojo" de la pasión y un llegar a su gloria, en la cual, no obstante, quedan siempre impresos los estigmas. Con ello queda claro que el tema fundamental de la Ley y los Profetas es la "esperanza de Israel", el éxodo que libera definitivamente.

—Moisés y Elías se convierten ellos mismos en figuras y testimonios de la pasión. Con el Transfigurado hablan de lo que han dicho en la tierra, de la pasión de Jesús. Pero mientras hablan de ello con Él aparece evidente que esta pasión está impregnada de la gloria de Dios y que se transforma en luz, libertad y alegría.