Nuestra página utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario y le recomendamos aceptar su uso para aprovechar plenamente la navegación

Master·evangeli.net

Evangelio de hoy + breve explicación teológica

La Santísima Trinidad (A) (Domingo siguiente a Pentecostés)

Descargar
Texto del Evangelio (Jn 3,16-18): En aquel tiempo, dijo Jesús a Nicodemo: «Tanto amó Dios al mundo que dio a su Hijo único, para que todo el que crea en Él no perezca, sino que tenga vida eterna (…)».

La Santísima Trinidad: Dios no es un ser solitario

Rev. D. Antoni CAROL i Hostench (Sant Cugat del Vallès, Barcelona, España)

Hoy, san Juan nos habla del amor infinito de Dios. Tanto nos ama que ha enviado al mundo a su único Hijo, y nos ha desvelado su propia "intimidad familiar". Ahora sabemos que Dios no es un ser solitario; Él mismo es tres Personas: Padre, Hijo y Espíritu Santo. Jesús, poco a poco, fue hablando de su Padre del cielo y también del Espíritu Santo. No eran "dioses" distintos, sino el mismo y único Dios.

Éste es el misterio más grande de la fe cristiana: Dios es la Santísima Trinidad. Algo que jamás hubiésemos descubierto sólo con la razón. Pero, a la vez, entendemos que es muy razonable que Dios sea así. Amar es darse a "otro": si Dios no fuera "Otros Tres" (divinos), ¿cómo podría ser Amor Eterno?

—Dios mío, ¡qué grande eres! Compartes conmigo la infinita belleza de tu Ser, y sólo puedo entenderte un poquito. Me das más de lo que puedo recibir. ¡Te amo, Santísima Trinidad!

La nueva web de evangeli.net ya está disponible. Esperamos que la distribución de los contenidos y las nuevas funcionalidades faciliten la lectura y meditación del Evangelio y su comentario.