Nuestra página utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario y le recomendamos aceptar su uso para aprovechar plenamente la navegación

Un equipo de 200 sacerdotes comenta el Evangelio del día

Ver otros días:

Día litúrgico: Lunes XXVI del tiempo ordinario

Texto del Evangelio (Lc 9,46-50): En aquel tiempo (…), tomando Juan la palabra, dijo: «Maestro, hemos visto a uno que expulsaba demonios en tu nombre, y tratamos de impedírselo, porque no viene con nosotros». Pero Jesús le dijo: «No se lo impidáis, pues el que no está contra vosotros, está por vosotros».

La tolerancia virtuosa

REDACCIÓN evangeli.net (elaborado a partir de textos de Benedicto XVI)
(Città del Vaticano, Vaticano)

Hoy, Jesucristo tiende un puente de "tolerancia" —incluso de "sana cooperación"— ante el arrebato de "exclusivismo" que se le escapa al apóstol Juan, no en vano apodado "hijo del trueno". Es una llamada de atención ante el peligro de la intolerancia y de la violencia. Para impedir que la fuerza del Derecho se transforme en arbitrariedad, debe someterse a criterios firmes que todos han de reconocer.

Además, son necesarios gestos de humanidad que interrumpan la intolerancia y la violencia, que busquen al hombre que hay en el otro y apelen a su humanidad, incluso cuando a primera vista parecerían un desperdicio. Es urgente un auténtico "ius gentium" libre de intenciones y de actos de predominio hegemónico: sólo así puede resultar claro que se trata de defender el Derecho común a todos, incluidos los que, por así decir, están en el frente opuesto.

—Señor, como cristiano deseo aprender la disposición a la reconciliación, haciendo todo lo posible para que prevalezca la conciencia, sin que la pisoteen ideologías o intereses particularistas.