Nuestra página utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario y le recomendamos aceptar su uso para aprovechar plenamente la navegación

evangeli.net

Estimado/a amigo/a:

El MAL ha zarandeado nuestro mundo de modo intenso durante la Semana Santa y los primeros días de Pascua (terrorismo, persecuciones, fraudes…). Sumergidos en este contraste de sensaciones —dolor y esperanza—, teniendo a la vista la Pasión y Resurrección de Cristo, nos preguntamos: ¿es posible eliminar el mal del mundo?

Dios parece decirnos: ¡no, pero sí! Como la respuesta no es sencilla, damos tres pasos:

1º) El mal es un misterio. (cf. nuestro servicio Master “El mal, ¿por qué existe si Dios es el Bien Infinito?”).

2º) ¡No! El hecho histórico es que Jesucristo, si bien curó milagrosamente enfermedades y otros males, no eliminó el mal del mundo. Más aún: «A los pobres siempre los tendréis con vosotros» (Mt 26,11) y la cizaña convivirá con el trigo hasta el fin de los tiempos (cf. Mt 13,24-52). Si esto es así, entonces, ¿qué ha traído Jesús? Benedicto XVI responde: «Jesús ha traído a Dios». Y, en efecto, el “déficit de Dios”, el déficit de Bien es el principal mal del mundo (cf. “El pecado, causa profunda de todo mal”).

Por si fuera poco, además, hay relación entre “La somnolencia de los discípulos y el poder del mal”.

3º) ¡Pero, sí! La respuesta de Cristo es original y singular: propone superar el mal. ¿Cómo? Se trata de aprovechar el mal asumiéndolo como “escenario para amar”. Por eso, Dios no nos manifiesta su Amor desde un palacio o desde una carroza real, sino perdonándonos desde la Cruz. Desde allí —desde el Calvario— Jesús transforma la violencia en paz, la injusticia en justicia, el odio en amor y el mal en bien. La clave de esa transformación está en perdón, en su Misericordia.

Lamentablemente, nuestra miopía moral nos impide valorar la grandeza de este planteamiento. Pero no lo dudemos: “El poder más grande de Dios es perdonar los pecados”.

Desde el Equipo de evangeli.net, te renovamos el deseo de una Feliz Pascua de Resurrección.

 

***

evangeli.net: "Contemplar el Evangelio de hoy" (Evangelio + meditación) y "Master·evangeli.net" (Evangelio + teología)

 

 

+ + + + +

Si deseas SUSCRIBIR A UN AMIGO, clica aquí y sigue las indicaciones: ¡es muy fácil!

La nueva web de evangeli.net ya está disponible. Esperamos que la distribución de los contenidos y las nuevas funcionalidades faciliten la lectura y meditación del Evangelio y su comentario.